La Torre de Caldaloba fue el último reducto de la nobleza gallega. Víctima de las revueltas Irmandiñas en la Edad Media y abandonada a su suerte, se encuentra en un lamentable estado de ruina progresiva.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *